Razones

5 buenas razones para pasar la Pascua en Tierra Santa

Veronica1 abril 2022

Vivir la Pascua en Tierra Santa significa tocar los lugares de la vida y resurrección de Cristo, respirando el origen de la fe cristiana.

En la tierra donde Dios se hizo hombre, en este período de Cuaresma, se vive un ambiente solemne y participativo.

Todos los peregrinos que siguen las festividades cristianas en Tierra Santa relatan testimonios verdaderos y fascinantes; por esta razón, entre las muchas buenas razones para pasar la Pascua en Tierra Santa, hemos seleccionado cinco.

Los Santos Lugares

La primera razón que proponemos está ciertamente representada por el encanto único que emana de los Santos Lugares. Las celebraciones solemnes nunca han dejado de embellecer Tierra Santa, y asistir a una misa o simplemente visitar una de las muchas iglesias que adornan Jerusalén es una experiencia única y profunda.

Vivir los días de la Semana Santa en Jerusalén, ciudad sagrada para cristianos, judíos y musulmanes, nos permite identificarnos con el Misterio que tuvo lugar hace más de 2000 años y caminar sobre los lugares descritos en los Evangelios.

Turismo sostenible

La segunda razón por la que proponemos pasar la Pascua en Tierra Santa es la posibilidad de participar en una forma de turismo sostenible. Son muchos los habitantes que viven gracias al turismo. La Ciudad Santa de Jerusalén, en particular, es la ciudad más visitada de la historia y en 2019 vio pasar a más de 4 millones de turistas a través de sus puertas centenarias.

El turismo sostenible siempre ha recibido especial atención, por lo que alojarse en nuestras casas de huéspedes le permitirá brindar una ayuda concreta y valiosa a la comunidad local, así como vivir una experiencia única. Hay cuatro casas de huéspedes administradas por la Asociación pro Terra Sancta: la primera es Dar Mamilla, que se encuentra justo fuera de las murallas en Jerusalén, en el centro histórico de Belén está Dar al Majus, a pocos pasos de la Iglesia de la Natividad se encuentra la Casa de Huéspedes Dar al-Sideh y finalmente, entre las verdes colinas de Samaria, la pintoresca Mosaic Guest House.

El Museo Terra Sancta

Pasamos ahora al tercer motivo. A lo largo de la Vía Dolorosa hay un ambicioso proyecto muy interesante para visitar durante el período de Pascua: el Museo Terra Sancta . En el corazón del casco antiguo representa el primer museo del mundo sobre las raíces del cristianismo y la preservación de los Santos Lugares. El propósito del museo arqueológico es la puesta en valor de los lugares donde se pasó la vida terrenal de Jesús. ¿Alguna vez has imaginado qué platos podría haber usado Jesús para la Última Cena? ¿O cómo se hacen los utensilios cotidianos utilizados en el siglo I? En el Terra Sancta Museum encontrarás todo esto, para identificarte con las mismas experiencias de Cristo.
Además, las colecciones arqueológicas y artísticas son únicas en el mundo y también cuentan la historia de la presencia cristiana en Tierra Santa. En el Museo los visitantes no solo regresan a casa enriquecidos con nuevos conocimientos históricos y arqueológicos, sino también con una experiencia única de crecimiento cultural. En este grandioso edificio, de hecho, los peregrinos pueden experimentar una gran oportunidad para la educación y la participación de la comunidad local y crear una oportunidad para el diálogo. A lo largo de los años, el Museo ha acogido a miles de turistas y peregrinos de diversas nacionalidades, residentes de lengua árabe y hebrea, sacerdotes y laicos, expertos en arqueología, estudiantes y profesores.

Es, por lo tanto, un lugar con un alcance internacional, como la ciudad que lo acoge, y dirigido a todos aquellos que quieran profundizar en el valor único de Jerusalén y Tierra Santa.

El tiempo

Cuarta razón: el factor meteorológico. Sí, porque si bien es cierto que Jerusalén es espléndida todos los días del año, también es cierto que todos los guías turísticos de Tierra Santa coinciden en aconsejar como los mejores meses para visitar la Ciudad Santa en abril y octubre/noviembre. En estos meses, de hecho, el clima es cálido y agradable, es raro que llueva y en particular en abril las temperaturas fluctúan en promedio entre 18 ° y 25 °. En resumen, ni demasiado caliente, pero ni siquiera frío. El período ideal.

Las Pascuas de Jerusalén

Jerusalén es una encrucijada de pueblos que se encuentran diariamente en todos los sentidos. La última razón que proponemos es el encuentro con las otras religiones y confesiones que viven en esta Tierra Santa. En Jerusalén sería más correcto hablar de «Pasque». Además de la cristiana, también está la judía, o Pesàch. Pesàch significa «pasar por encima», en referencia a Dios que perdonó a los niños israelíes en la noche de la plaga al pueblo egipcio. La Pascua comienza el 15 de abril de Nissan y dura ocho días. Pesàch es una fiesta muy importante para los judíos, porque recuerda la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto. Si para los judíos la Pascua es una celebración que recuerda a la libertad, para los cristianos la Pascua celebra la Resurrección de Cristo. El día de Pascua, en el Santo Sepulcro, el Patriarca hace su entrada solemne seguida de la Misa Pontificia y la solemne procesión. Por la tarde participamos en la procesión diaria por las calles de Jerusalén.

Te esperamos para conocer estas y otras innumerables realidades compuestas por las piedras vivas de Tierra Santa. Las puertas finalmente están abiertas.

Reserve su visita en: visit@proterrasancta.org