Alepo: la llegada de equipos y medicamentos alivia la crisis de salud

En Alepo, una ciudad particularmente afectada durante los años de la guerra, hay ahora sólo cuatro hospitales en funcionamiento; cerca de la mitad de los médicos huyó al extranjero, y docenas de trabajadores sanitarios han sido ejecutados o torturados. La mayor parte de la población de la zona, además, no puede permitirse el lujo de pagar por los servicios de salud.

Gracias a la generosidad de muchos amigos, la Asociación pro Terra Sancta está coordinando la entrega de ayuda para abordar de cerca la crisis de salud y aliviar el sufrimiento de tantas personas. En particular, estamos apoyando a un hospital en Alepo, que en los últimos años se ha convertido en un centro de acogida y atención básica a las víctimas de guerra.  Enfrentándose con grandes dificultades como la falta de electricidad continua, la escasez de personal y de capacidad, el hospital ha sido capaz de permanecer en servicio, recibiendo heridos de todas las etnias y religiones, en particular niños.

Las fotos siguientes muestran la reciente llegada e instalación de un nuevo generador de oxígeno, que produce el oxígeno directamente del ambiente. Es una gota en el mar, pero puede salvar vidas y dar esperanza a muchos enfermos que se han quedado en Aleppo.

Gracias a su apoyo, podemos continuar ayudando, de forma concreta, el hospital:

– A reparar y reemplazar los equipos electrosanitarios principales, dañados en gran medida en los últimos meses;

– A garantizar la presencia de personal cualificado dentro del hospital;

– A financiar los gastos mínimos de hospitalizaciones y operaciones para los muchos pacientes que las necesitan.

DONA ahora!

email whatsapp telegram facebook twitter