Apoyo a los cristianos de Gaza: trabajo para los jóvenes y generadores de electricidad para las familias

Gracias a vuestra solidaridad y vuestro apoyo a la campaña Emergencia Gaza de la Asociación Pro Terra Sancta, para algunos jóvenes cristianos de Gaza el año nuevo comienza con una hermosa novedad: un trabajo.

Los jóvenes se ocupan principalmente de la traducción, registro y digitalización de textos” – explica el vicepárroco de la Parroquia Latina de Gaza, que cuenta con apenas 200 miembros. La iniciativa tiene como objetivo crear nuevas perspectivas de futuro para los jóvenes cristianos de Gaza, donde el desempleo afecta a casi el 80% de los graduados. En la actualidad los jóvenes constituyen la mayor parte de los más de 1.800.000 habitantes de La Franja. Con los fondos recogidos se podrá pagar el sueldo de 8 nuevos graduados para el próximo semestre. “Es un período de prueba. Hemos comenzado con 3 jóvenes sin trabajo que han terminado la universidad, pero el objetivo es incluir a otros. Por ahora hemos comprado algunos ordenadores y preparado la sala. Se empieza con 16 horas semanales”.

Junto al proyecto Trabajo para los jóvenes desempleados de Gaza, la Asociación pro Terra Sancta apoya a las familias cristianas de Gaza, que además de sufrir las consecuencias de la ocupación y del bloqueo israelí al igual que el resto de habitantes de La Franja, se encuentran también con numerosos problemas con la mayoría de la población musulmana. Con los fondos recogidos ha sido posible comprar baterías que garantizan a las familias 10 horas extras de luz y electricidad con respecto a las 6 que normalmente se permiten, algo esencial para hacer frente al frío de estos días.

Para apoyar a la comunidad cristiana y aliviar el sufrimiento de la población de Gaza –  donde a causa del bloqueo faltan artículos de primera necesidad y el trauma del conflicto se encuentra presente en todo momento –rogamos a todo el mundo que continúe apoyando la campaña Emergencia Gaza de la Asociación pro Terra Sancta. Tu solidaridad es esencial para mantener encendida la luz de la esperanza entre los cristianos de Gaza.