Agosto 2014

Aprender a acoger: terminado el curso de italiano en Sabastiya, hablan los protagonistas

Ha concluido oficialmente la segunda edición del curso de italiano en Sabastiya. El 24 de julio, en el pequeño pueblo de Samaria se celebró la ceremonia de entrega de diplomas a los participantes del curso, un pequeño símbolo para reconocer el compromiso y los nuevos conocimientos adquiridos en los últimos meses.

La idea del curso de italiano nace del proyecto de la Asociación pro Terra Sancta y del Mosaic Center Jericho para implicar y hacer ganar más independientes a estos jóvenes en la gestión de los recursos históricos y culturales que abundan en la pequeña población, especialmente de cara a la apertura del nuevo hospicio Sabastiya Mosaic Guesthose.

El maestro que durante estos tres meses ha dirigido a los niños en el aprendizaje de la lengua italiana, Riccardo Marchio, colaborador de la Asociación pro Terra Sancta, estaba muy impresionado con la acogida, la disponibilidad y la voluntad de aprender de sus alumnos:

“Los chicos que viven en esta zona no se pueden mover libremente, y por ello hacen muchas preguntas, piden y quieren tener contactos con el exterior. Esto me sorprendió mucho, porque significa que el cierre territorial no significa a su vez un cierre mental. A menudo la gente piensa que los palestinos no tienen ningún deseo de mejorar su situación, sin embargo yo he conocido jóvenes que quieren cambiar y vivir en paz.”

Incluso oyendo hablar a los chicos, se puede entender cómo ésta ha sido una oportunidad no sólo para aprender habilidades que les serán útiles en el mercado laboral, sino también para aprender a acoger y acercarse a una nueva cultura.

Shady, un estudiante del curso, dijo: “La barrera del idioma no era indiferente; enseñar italiano utilizando inglés a árabe-parlantes ha supuesto una dificultad más. Sin embargo, paradójicamente, esta situación ha creado un ambiente de participación en clase, estimulando la colaboración entre los alumnos y el profesor“.

Riccardo concluye diciendo: “Lo que me ha enriquecido de esta experiencia ha sido Sabastiya en sí misma, un pequeño pueblo con el deseo de salir de la pobreza, causada por la situación política, sin recurrir a la violencia o el extremismo, sino a través del trabajo, la apertura y la puesta en valor del patrimonio cultural.”

Para saber más sobre el proyecto de la Asociación pro Terra Sancta “Sabastiya entre pasado y presente”, haga clic aquí.

compartir facebook twitter google pinterest imprimir enviar