Belén y los ancianos

La ciudad de Belén, a nueve kilómetros de Jerusalén, vive desde hace cierto tiempo en una constante emergencia social a causa del conflicto político. A los palestinos les resulta difícil atravesar el muro que los separa de Israel desde el año 2002.
Desde la segunda Entifada muchos habitantes de Belén que trabajaban en Israel se quedaron sin trabajo y los pocos que lograron conservarlo encuentran cada día múltiples dificultades para realizarlo, teniendo que esperar largas colas en el check point. Los más perjudicados por esta crisis son los cristianos.

La autoridad palestina tampoco ofrece ningún tipo de subsidio o servicio a favor de los ancianos no autosuficientes: no existen programas de seguridad social ni fondos de pensiones que puedan aliviar, aunque sea parcialmente, los problemas económicos y las cargas de las familias. El problema de los ancianos, es el fuerte abandono y el escaso cuidado hacia ellos, se trata de un problema urgente y dramático. La sociedad Antoniana “Elderly Home”, apoyada por los franciscanos de Tierra Santa, se está haciendo cargo de esta situación, ofreciendo algunas respuestas y sensibilizando a la opinión pública local e internacional sobre la atención a los ancianos.Con el presente proyecto se pretende proporcionar una asistencia médica digna y adecuada a la población más débil de Belén: los ancianos.

Objetivos específicos

Mejorar la calidad de los servicios y aumentar el número de ancianos acogidos en la residencia “Elderly Home” que dirige la Asociación Antoniana; ofreciéndoles alimento, asistencia médica, y sobre todo, el amor y la atención que necesitan. El equipo de la “Elderly Home” está compuesto por 25 personas: cinco monjas de la congregación de las Hijas de Santa María del Hostus Conclusus, un administrador, un contador, dos enfermeras, 7 auxiliares, cinco empleados en la lavandería y la cocina, un conductor y dos vigilantes.

***

¡Nuestros proyectos también te pertenecen! Sigue apoyándonos con tus propuestas, contactos y recursos. Puedes depositar tus contribuciones vía Internet, a través de un depósito bancario o por correo. Para mayor información puedes hacer clic en:

DONAR AHORA

2
21
22
bethlehem-elderly-people_01
bethlehem-elderly-people_02
bethlehem-elderly-people_03
bethlehem-elderly-people_04
bethlehem-elderly-people_05
bethlehem-elderly-people_06
bethlehem-elderly-people_07
bethlehem-elderly-people_08
bethlehem-elderly-people_09
bethlehem-elderly-people_10
bethlehem-elderly-people_11
bethlehem-elderly-people_12
bethlehem-elderly-people_13
bethlehem-elderly-people_14
ademàs

El Campo de los Pastores, lugar del primer anuncio (Noviembre 2017)

Nos encontraremos con la música: Curso de musicoterapia en Belén (Agosto 2017)

Reuniones, buena comida y la belleza de las pequeñas cosas: las mujeres de Belén reinician desde aquí (Febrero 2017)

“Reconciliarse con uno mismo, para construir el mundo”: la aventura del chicos de Belén (Enero 2017)

Es Navidad acuérdate de Belén (Diciembre 2016)

“Deseo de agua”: Contra la emergencia hídrica en Belén (Noviembre 2016)

“¡Sigamos juntos!” El verano en Belén, una ocasión para jugar y crecer juntos ( Septiembre 2016)

Un nuevo soplo de aire fresco para los ancianos de Belén (Junio 2016)

Belén: El nuevo curso de restauración de mosaicos (Abril 2016)

Jornada Mundial del Enfermo: Nazaret se tiñe de esperanza (Febrero 2016)

Visita del Custodio a las comunidades de Belén (Enero 2016)

Feliz Navidad de parte de Asociación pro Terra Sancta (Diciembre 2015)

En Navidad, regálale a Hania los tutores para las piernas (Diciembre 2015)

Belén: el “cálido” regalo del Pilgrims Residence Hotel (Noviembre 2015)

Encuentro con la familia de Maríam, niña de Belén (Noviembre 2015)

Aquí hemos nacido todos: un documental sobre los ancianos protagonistas de la historia de Belén. (Noviembre 2015)

Regala una esperanza a Belén por Navidad (Noviembre 2015)

Encontramos a los chicos del Sostén Escolar de Belén (Octubre 2015)

Los frailes de Liguria apoyan dos importantes entornos sociales y caritativos de Belén (Octubre 2015)

Con los ojos y el corazón abiertos. Federica nos cuenta su experiencia como voluntaria en Belén (Agosto 2015)