El 12 de octubre se inauguró el nuevo centro diurno para ancianos de Belén en la Sociedad Caritativa Antoniana de esta ciudad: el Centro de ancianos activos San Antonio.

Ats Pro Terra Sancta ha intervenido una vez más para ayudar a los ancianos más necesitados de Belén, gracias al apoyo del Comité de la Conferencia Episcopal Italiana, que ha co-financiado el proyecto: “En las raíces de la cristiandad: los ancianos protagonistas de la historia de Belén”. Los principales beneficiarios del proyecto serán por tanto, los huéspedes de la casa de acogida de ancianos y algunas familias seleccionadas en colaboración con el centro franciscano de servicios sociales, que ATS Pro Terra Sancta sostiene desde el 2009. Este último se ocupa de responder a las necesidades de las familias más pobres de Belén.

 El problema del abandono de los ancianos es desgraciadamente, muy grande y dramático en esta realidad que ya es complicada por sí misma. El centro, ubicado en el mismo lugar de la casa de acogida de ancianos, se abrirá tres veces a la semana desde la mañana hasta la tarde.

Además, el proyecto se ha impuesto un doble objetivo: asistencial y socio-cultural. Algunos operadores sociales preparan actividades recreativas en cada encuentro, para favorecer la socialización y también la diversión; está previsto un servicio domiciliar de asistencia primaria para un grupo de ancianos residentes en sus propias viviendas; a los ancianos se les ofrecerá también un almuerzo nutritivo. Respecto al aspecto socio-cultural, el proyecto se ha impuesto el objetivo de construir “un puente” entre la nueva y la vieja generación a través de una narración histórica de los ancianos.

La Sociedad Caritativa Antoniana se encuentra presente en la ciudad en la que nació Jesús, desde hace cien años. Se trata de una organización sin fines de lucro al servicio de los pobres de la zona, y sobre todo, de las viudas y de las mujeres que están solas y no son autosuficientes. En 1942 se inauguró la primera casa de acogida para viudas, mujeres ancianas abandonadas y casos sociales muy graves. En la actualidad, esta casa acoge a 28 mujeres que gozan de un servicio completo, teniendo en cuenta también que las autoridades de Palestina no ofrecen ningún tipo de subsidio o servicios para los ancianos. Fueron numerosas las familias que acudieron a la inauguración, y la jornada se concluyó con un almuerzo al ritmo de música palestina.

La iniciativa se encuentra dentro del proyecto “Belén también es anciana”, sostenido por ATS pro Terra Sancta.

***

[nggallery id=176]