Octubre 2019

Belén. Un sueño llamado Dar Al Majus Community Home

En el centro histórico de Belén, a pocos pasos de la Basílica de la Natividad, muchos edificios están abandonados y en ruinas. Hubo un tiempo en que estas eran tiendas y casas en gran parte propiedad de cristianos que huyeron de la furia de un conflicto que todavía se extiende silenciosamente por las calles de la ciudad donde nació Jesús. Y al igual que muchos han abandonado esas propiedades, la esperanza parece haber abandonado los corazones de hombres y mujeres que quedan. Para apoyarlos, la construcción de Dar Al Majus Community Home, un centro cultural muy especial, está en marcha.

Le pedimos a Vincenzo Bellomo, responsable de los proyectos de la Asociación pro Terra Sancta en Belén, que nos lo contara. Vincenzo ha vivido allí durante 13 años y es uno de los principales promotores del proyecto. “Para mí personalmente, dice, es sobre todo un sueño hecho realidad y un compromiso de 13 años en Belén”. Un regalo inesperado por su belleza y grandeza, que Providence quería hacer a la comunidad de Belén, tan probada por las tensiones. Durante años hemos estado tratando de dar forma a un lugar que pueda responder a las necesidades de la comunidad, donde reunir en un solo lugar las muchas actividades que llevamos a cabo, alentar el diálogo entre los que se quedaron y al mismo tiempo mostrar a quienes lo visitaron ( peregrinos en particular) la cara de esta ciudad a través de nuestro apasionado compromiso y vida “. Dar Al Majus en árabe significa “la Casa de los Magos”, los primeros “extranjeros” que viajaron para encontrarse con la salvación encarnada. “Los Magos, continúa, vinieron de lejos, física pero también culturalmente, y se dejaron transformar. De ellos queremos recuperar la belleza de viajar, el viaje juntos hacia la esperanza, pero también la belleza del viaje de quienes vienen aquí. Luego está el concepto del don, el don de uno mismo, el compartir y el anuncio de la belleza del hecho cristiano que sucedió aquí, tomó forma humana “.

Por lo tanto, el centro será un lugar de bienvenida y reunión, diseñado para la comunidad de Belén, pero también para los peregrinos visitantes. Se estructurará en dos plantas, en la planta baja habrá un espacio dedicado a iniciativas culturales y de reunión, con el objetivo de contar la historia de la Natividad, pero también de la convivencia y la belleza del anuncio cristiano custodiado por las comunidades vivas. Estará abierto a todos y permitirá a los peregrinos que visiten la Basílica de la Natividad entrar aún más en esta realidad. Al mismo tiempo, los habitantes de Belén podrán ser más conscientes de su historia y darse cuenta de la enorme herencia de la que son custodios. “Por la misma razón, dice Vincenzo, en el primer piso, después de esta parte cultural, habrá espacios dedicados al trabajo, y especialmente a la capacitación y el apoyo de los jóvenes, las mujeres y las personas desfavorecidas. Habrá áreas de trabajo conjunto, asesoramiento para orientación laboral, pero también lugares para escuchar y apoyo psicológico, espacios de capacitación y muchas otras actividades culturales ”.

En la etapa actual, ha comenzado la fase de diseño que ha visto la participación de la comunidad desde su debut: se creó una competencia entre los jóvenes arquitectos locales para diseñar el proyecto para encontrar el grupo que se encargará de este sueño. Cuatro equipos de arquitectos presentaron sus ideas en una reunión que tuvo lugar dentro de las salas de la estructura; entre ellos se elegirá el trabajo que mejor contará, a través de la sinergia de los espacios, el encuentro entre los peregrinos y la ciudad, entre sus habitantes y su pasado. De todas las presentaciones de los niños, surgió el deseo de crear algo hermoso para su ciudad, de poner en juego sus habilidades para diseñar un edificio en beneficio de todos. El proyecto es solo al comienzo, todavía quedan muchos fondos para llevar a cabo el trabajo, pero la pasión con la que la gente de Belén tomó el proyecto es un buen augurio para el futuro y para su realización inminente. “Apoyar este proyecto – concluye Vincenzo – significa apoyar a una comunidad en dificultades, no solo a cualquier comunidad, sino a la comunidad que durante siglos ha mantenido el lugar donde nació Jesús, donde todos nacimos, el origen de nuestra fe”.

compartir facebook twitter google pinterest imprimir enviar