MANTENGAMOS A NAZARET JUNTOS

El lugar donde comenzó la Historia de la Salvación

Ante los conflictos y sufrimientos que desgarran el mundo entero, estamos llamados a mantener la mirada fija en el lugar donde comenzó la Historia de la Salvación y donde se origina nuestra esperanza: la humilde casa de Nazaret donde María recibió el anuncio del Ángel.

Allí, en el lugar exacto donde el Verbo se hizo carne, desde los primeros siglos los cristianos han custodiado y venerado la pequeña cueva que fue la casa de María, alrededor de la cual hoy se levanta la Basílica de la Anunciación.

Nazaret
NAZARET

La Basílica de la Anunciación

Al igual que muchos santuarios en Tierra Santa, la Basílica de Nazaret también tiene una historia fascinante detrás, que es importante hacer comprensible para los peregrinos de todo el mundo.

Por esta razón, los franciscanos durante 800 años custodios de los santuarios de Tierra Santa, continúan el estudio de los hallazgos y testimonios que nos permiten reconstruir la historia de los Santos Lugares.

Sin embargo, para apoyar el trabajo franciscano, realmente necesitamos la ayuda de todos los cristianos que, hoy como en siglos pasados, se preocupan por el lugar donde se origina nuestra fe.

EN NAZARET

Estas no son solo piedras …

Conocer la historia del santuario de Nazaret nos permite captar las huellas de los hechos narrados en los Evangelios y comprender que formamos parte de una comunidad de creyentes que durante 2.000 años han vivido el misterio de la Encarnación de Cristo.

El rastro más antiguo del culto mariano en Nazaret, de hecho, es anterior a mediados del siglo V: un grabado en griego, dejado por antiguos peregrinos sobre la base de una columna y descubierto hace solo unos años. La inscripción muestra claramente el nombre de Μαρία «María» precedido por una abreviatura de dos letras Χε, interpretadas como Χαίρε «Chaire«, correspondientes al latín «Ave».

Es el saludo angelical dirigido a la Virgen, según el Evangelio de Lucas: «Ave María».

La inscripción confirma con certeza que ya entonces la pequeña cueva de Nazaret era venerada como el lugar del anuncio del Ángel.

Estos descubrimientos son importantes porque nos hacen entender cómo la devoción mariana siempre ha sido fundamental para los cristianos.

La inscripción en cuestión es anterior incluso al Concilio de Éfeso, que representa el comienzo oficial de la adoración de María Madre de Dios.

Como lo demuestran los hallazgos mencionados anteriormente, cada piedra en Santa conserva parte de la historia de todos los que creemos y da testimonio de la fe de los hombres que a lo largo de los siglos han demostrado su amor por este lugar.
EN NAZARET

Las paredes que cuentan…

Durante la época de los cruzados, se construyó una gran basílica en Nazaret. Los muros perimetrales de este antiguo santuario fueron redescubiertos durante las excavaciones para la construcción de la actual Basílica, junto con muchos hallazgos de extraordinaria importancia, pero aún en espera de restauración.

Entre ellos se encuentran los restos del gran arco decorativo del portal oeste.

AYÚDANOS A PROTEGER

Las huellas de nuestra fe

Los restos del arco se encuentran ahora en los almacenes de la Custodia de Tierra Santa, pero nuestro deseo es restaurarlos para exhibirlos y explicarlos a los peregrinos. Todos estos testimonios históricos, de hecho, son importantes porque muestran cómo desde el principio los cristianos de todo el mundo peregrinaron a Tierra Santa y amaron y guardaron las huellas de la vida de Jesús entre los hombres en iglesias y santuarios.