Concluidos cuatro nuevos apartamentos para la comunidad árabe-cristiana de Jerusalén: las piedras vivas de la memoria

Desde principios de año, la Oficina Técnica de la Custodia de Tierra Santa ha trabajado duro para comenzar nuevas obras, pero también para completar proyectos desafiantes y de gran escala como el complejo de Theodory. Iniciado en julio de 2011, el proyecto ha requerido una atención especial en la ejecución de las labores de excavación y refuerzo estructural. Un esfuerzo notable a nivel operativo, que ha permitido adquirir nuevas habilidades en la ejecución de obras y la elaboración de nuevas soluciones durante la construcción. Dos apartamentos antes completamente degradados y privados de las comodidades más elementales ya están listos para ofrecer alojamiento a dos familias y otras dos unidades, que no existían previamente, pronto estará disponibles.

Estos resultados no habrían sido posibles sin el equipo de trabajadores locales que desde finales de 2010 sigue trabajando a tiempo completo, bajo la dirección de la Oficina Técnica. Haciendo uso de mano de obra propia, la Custodia de Tierra Santa ofrece una oportunidad de trabajar a la población árabe local y es capaz de responder más eficazmente a las numerosas peticiones de ayuda de los cristianos. Precisamente, uno de los apartamentos en la casa de Theodory, donde las obras aún están en ejecución, se destinará a una familia que ahora vive en una vivienda alquilada y atraviesan serias dificultades para hacer frente al coste de la vivienda y el crecimiento de sus tres hijos.

Asímismo, en el hosh de Dar El Kabire un apartamento que había sido abandonado y con necesidad de intervenciones urgentes se ha reformado recientemente. Precisamente, gracias al estrecho contacto que existe entre la Custodia de Tierra Santa y el equipo de proyecto, fue posible llevar a cabo un proyecto de acuerdo con las necesidades de la familia. Gracias a la inclusión de un altillo y un nuevo diseño interior, el apartamento ha sido completamente renovado para ampliar el escaso espacio disponible con anterioridad. El objetivo constante de cada intervención es el máximo aprovechamiento del espacio disponible para poner a disposición del mayor número de viviendas al tiempo que proporcionar una vivienda adecuada y en condiciones de higiene. La restauración de esta casa ha sido también motivo de una renovación total del patio, la arquitectura tradicional de la zona y el elemento fundamental de la vida cotidiana de cada familia.

De igual forma, el cercano complejo Atallah ha sido objeto de una intervención dirigida a la rehabilitación de los exteriores. En este caso, la restauración de la cubierta y la fachada era particularmente urgente debido a los daños en el sistema de evacuación de agua. Para solucionar los graves problemas creados por la infiltración, la intervención se ha ampliado con el fin de volver a la familia en un ambiente más confortable y saludable.

En los próximos meses, gracias a las obras en ejecución, se abrirán nuevas posibilidades de el alojamiento para otras familias cristianas jóvenes. Apoyar el proyecto “Jerusalén, Piedras de la Memoria” promovido por Associazione pro Terra Sancta es la única manera de ayudar a la comunidad local a permanecer en los lugares donde vivió Jesús pero, sobre todo, de asegurarse de que sigue siendo testimonio vivo de los primeros cristianos. Por ello, se necesita la ayuda constante de todos.

email whatsapp telegram facebook twitter