Junio 2016

Doce Años Custos. Doce Años Presidente.

“Doce años como Guardián de Monte Sion y el Santo Sepulcro.” Este es el tema de un video especial producido por el Christian Media Center acerca del Padre Pierbattista Pizzaballa, Custos Emeritus de la Tierra Santa y ahora el recientemente nominado Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalen.

El Padre Pizzaballa fue nombrado Custos en el 2004, y su mandato fue renovado en dos ocasiones en los años 2010 y luego en 2013. Uno de los custodiatos más largos en la historia de los franciscanos, durante el cual “con valor y libertad” (en las palabras de Claudio Bottini del Estudio Bíblico Franciscano), trajo un espíritu nuevo a la Custodia, abriendo nuevas puertas y ventanas hacia el mundo.

Entre varias de sus innovaciones, resalta la creación de la Asociación Pro Terra Sancta, de la cual el Padre Pizzaballa fue presidente durante la duración de su mandato. La Asociación, fundada en 2002, ha adquirido nueva importancia como la rama laica y operativa de la Custodia en el servicio de los frailes franciscanos, en el caso de las áreas de asistencia.

Mucho se ha realizado en el campo de la conservación y renovación de los Santos Lugares, con la intención de preservar el patrimonio histórico, cultural y religioso de los mismos, para que sean más accesibles al público local e internacional. Un ejemplo es el Museo Terra Sancta, dedicado a las raíces del cristianismo en Tierra Santa, un proyecto llevado a cabo en los últimos años gracias a la colaboración entre la Asociación Pro Terra Sancta y la Custodia. “A través del Museo de Tierra Santa – cuenta el Padre Pizzaballa – la Custodia desea hablar de una manera moderna y actual para todos los peregrinos. Comunicar el mensaje de siempre, pero de manera accesible a todo el mundo con el lenguaje de hoy. ”

Ésta y muchas otras iniciativas han sido posibles gracias a la cooperación con la Asociación. Entre los frutos de dicha cooperacion también se encuentra un compromiso con el desarrollo social, como por ejemplo en Belén, donde la Asociación Pro Terra Sancta está trabajando con la Oficina de Servicio Social Franciscana; o también como en Siria, donde la Asociacion trabaja con el apoyo de los padres franciscanos que laboran en estado crítico a causa del conflicto.

La Asociación Pro Terra Sancta le agradece al Padre Pierbattista Pizzaballa por sus doce años como presidente y la cooperación, con los mejores deseos para la nueva asignación.

 

¡Gracias Pierbattista Pizzaballa!

compartir facebook twitter google pinterest imprimir enviar