En el Getsemaní los restauradores y los trabajadores de mosaico del mañana se transmiten el conocimiento

Cada mañana, Raed and Rasmi, expertos trabajadores del mosaico del Centro del Mosaico en Jericó, vienen desde Sebastiya hasta Jerusalén, a la Basílica de Getsemaní, donde se lleva a cabo el trabajo de restauración de los mosaicos. Ellos viene para ofrecer su talento y para enseñar el arte de restauración a cinco jóvenes del este de Jerusalén, involucrados en el proyecto educacional puesto en práctica en Getsemaní.

Raed habla sobre su propia educación en la restauración y producción del mosaico. “Yo participé en un proyecto como este, el cual estuvo dirigido por el padre Michele Piccirillo, junto a Carla Benelli, Osama Hamdan y otros expertos visitantes, alrededor del año 2000. Era un proyecto de tres años, el cual planeaba la renovación del palacio Hisham, en Jericó y el entrenamiento de jóvenes trabajadores del mosaico. Después de esta experiencia, trabajé en la renovación de la Basílica de la Natividad en Jerusalén, en varias sinagogas, en el Santo Sepulcro y muchos otros lugares. Hoy puedo enseñar estas habilidades y ofrecer la experiencia adquirida durante esos años a estos jóvenes, quienes se convertirán en los especialistas del mañana y serán capaces de enseñar a otras personas”.

Esta es exactamente la idea que se tenía en mente al crear estos cursos educacionales, llevados a cabo por ATS pro Terra Sancta y el Centro del Mosaico, en Jericó: aprender a preservar y pasar a otras generaciones la herencia histórica, cultural y arqueológica.

Raed aclara: “Los objetivos de estas experiencias educativas son básicamente dos: preservar en la mejor manera posible nuestra herencia cultural y crear oportunidades de trabajo para los jóvenes estudiantes involucrados, transmitiéndoles la pasión por el arte del mosaico. En estos momentos, en el Centro del Mosaico, hay once personas expertas en renovación y podemos llevar a cabo varios proyectos con ellas”.

Los jóvenes involucrados en el proyecto: Anas, Salam, Muntasser, Raed and Dana, son muy jóvenes y algunos de ellos acaban de terminar el bachillerato, otros se han registrado ya en la universidad, pero todos muestran un gran entusiasmo por esta nueva experiencia educativa.

El objetivo del proyecto: “Getsemaní: preservar el pasado y preparar el futuro” , también procura profundizar el conocimiento y el enlace entre los jóvenes de Jerusalén y su territorio, rico en historia y belleza artística. Se han arreglado visitas guiadas al final de los trabajos, así como diferentes actividades para los jóvenes de las escuelas de Jerusalén.

El proyecto,  en su primera etapa de desarrollo ha sido posible gracias al  Programa de la Cooperación Italiana en apoyo a las municipalidades palestinas, de la Comunidad de Rovereto y de las fundaciones “Opera Campana dei Caduti” y “della casa di Risparmio”, de Trento y Rovereto.

***

[nggallery id=151]

email whatsapp telegram facebook twitter