Fray Georges Abú Jázem, nombrado vicario apostólico de los Latinos de Alepo

email whatsapp telegram facebook twitter

[De Custodia.org] El papa Francisco ha nombrado, este lunes 4 de noviembre, a fray Georges Abú Jázem ofm vicario apostólico latino de Alepo (Siria). En el mismo momento en que se difundió la noticia, el custodio de Tierra Santa ha enviado a todos los frailes de la Custodia un comunicado oficial expresando su alegría y el reconocimiento por parte de la Santa Sede de los méritos de este fraile, que será elevado a la dignidad de obispo.
En el comunicado se lee: «Estamos seguros que el Señor le dará la luz y la prudencia para guiar al rebaño que le ha sido confiado en un momento tan difícil para la tierra a la que ha estado llamado a servir».

Fray Georges servido a la Custodia en Egipto, en Tierra Santa y en el Líbano. Desde 2004 está en Siria como párroco de la parroquia de San Francisco de Alepo, es guardián del convento franciscano de la ciudad y vicario delegado para el Norte. Fue nombrado administrador apostólico sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis del vicariato de Alepo de los Latinos, tras la dimisión por motivos de edad, en el mes de abril pasado, de Mons. Giuseppe Nazzaro ofm, también de la Custodia y excustodio.

Fray Georges, desde el comienzo de la guerra en Siria, ha sido el coordinador de las ayudas recogidas por ATS Pro Terra Sancta y de su campaña de recogida de fondos bajo el lema «Emergencia Siria». El pasado verano, con ocasión del capítulo trienal, dio su testimonio junto con otros frailes venidos de Siria, de cómo los catorce frailes de la Custodia presentes en Siria han debido reinventar, allí donde se encuentran, nuevos medios para servir a la población que les rodea, a pesar de las numerosas dificultades que se encuentran día a día.

Os invitamos a uniros a la felicitación que el custodio ha expresado al final de su comunicado: «Deseándole todo bien en el Señor, le confío a vuestra oración, para que podáis acompañarlo en este significativo momento de su vida» y a seguir rezando por Siria, por todos sus habitantes, para que los responsables del conflicto sepan encontrar el camino hacia la reconciliación nacional en la justicia y en la paz.