Inicia el Adviento: descubre como lo viven los más pobres de Belén y como puedes ayudarlos

En este inicio de Adviento el sol resplandece nuevamente en Belén, después del intenso frío y la incesante lluvia de los últimos días.

Después del tradicional ingreso del Custodio Pierbattista Pizzaballa junto con los scouts, la ciudad se prepara para la Navidad: un grupo de trabajadores se ocupa en poner las luces que dentro de poco iluminarán Star Street. El imponente árbol de Navidad ya está casi listo para ser iluminado en la plaza del pesebre y los puestos multiétnicos del mercado han tomado el lugar de los coches que por lo general se detienen ahí. El lugar huele al humus y al falafel que se vende a cada lado de la plaza, y se observan los coloridos sombreros de los peregrinos que están visitando la ciudad. Las voces de los vendedores ambulantes y los gritos de los niños se mezclan con las notas musicales de la banda contratada para este primer domingo de Adviento.

En el centro diurno de la Sociedad Antoniana los mayores también disfrutan del sol: algunos hacen ejercicios de estiramiento al aire libre, otros juegan naipes. Pero el frío de los días pasados nos ha recordado a todos que el invierno ha llegado y que a nadie discrimina. De hecho en Belén muchas familias no tienen suficiente acceso a agua potable ni gas para la cocina o calefacción. Sin una ayuda adecuada, estas familias podrían pasar una muy fría Navidad.

Por eso es importante apoyar la campaña de Navidad de la Asociación pro Terra Sancta a favor de los pobres de Belén. Con tu contribución le estarás ofreciendo a los niños la oportunidad de recibir una mejor educación, a los ancianos una comida caliente y las medicinas que necesitan, y a las familias una ayuda concreta para afrontar las exigencias cotidianas más urgentes.

Cada contribución es vital. Mira donde estamos:

[campaign]

Dona ahora por Belén!