Jericó: ayuda a los cristianos en dificultad

 

Nuestro objetivo es ayudar a la parroquia franciscana del Buen Pastor para poder ayudar en las situaciones de emergencia, y apoyar la pequeña comunidad cristiana de Jericó.

Jericho es un oasis en el desierto, conocida por los milagros que Jesús realizó allí. La comunidad que vive allí es la más pequeña de los territorios palestinos, y entre los más generosos en el Oriente Medio. Las familias cristianas de esta ciudad se enfrentan a una situación particularmente difícil debido a sus altas tasas de desempleo y la falta de servicios públicos básicos.

Las actividades que apoyamos en Jericó

Durante siglos, los frailes franciscanos han acompañado a las familias necesitadas de Jericó, no sólo en al ámbito espiritual, sino también como un apoyo concreto a las dificultades de los cristianos:

  • Los frailes franciscanos se hacen cargo de los ancianos que viven solos, que a menudo no pueden pagar la atención médica;
  • La parroquia apoya a las familias más pobres en tiempos de necesidad, cuando también poder pagar los gastos diarios se convierte en un desafío;
  • Los frailes franciscanos gestionan varias escuelas y obras educativas, con el objetivo de garantizar una educación adecuada, y también un lugar seguro para reunirse, para todos los niños.

Convertirse en un seguidor de Jericó

El apoyo proporcionado por los frailes franciscanos de la minoría católica es vital para asegurar la presencia de los cristianos en esta parte tan especial de la Tierra Santa.

«Pedimos dos gracias: soportar con paciencia y vencer con amor las opresiones, exteriores e interiores… Soportar es tomar la dificultad y llevarla sobre sí, con fuerza, para que la dificultad no nos abata. Esta es una virtud cristiana.» Papa Francisco

DONAR AHORA

10451059_347671958718285_1554854267067827809_n
gerico1
gerico2
gerico3
gerico4
gerico5
gerico6
gerico8
gerico9
gerico10
gerico12
gerico13
gerico-31
gerico32
gerico33
gerico34
img_3013
compartir facebook twitter google pinterest imprimir enviar
download