La juventud interpreta música por el “Magnificat”: entrevista con el organizador del concierto en Alemania

email whatsapp telegram facebook twitter

“La juventud interpreta música”- un concierto benéfico dedicado al “Magnificat“, la Escuela de Música de la Custodia de Tierra Santa, que se celebró el domingo 23 de enero a las 8 de la tarde en la Escuela de Música “Grünwald”. Markus Lentz, organizador del concierto, explica en una entrevista cómo se le ocurrió la idea y en qué reside la importancia de la Escuela de Música de Jerusalén

Señor Lentz, ¿cómo se le ocurrió la idea de organizar un concierto en favor del “Magnificat”?

Desde 2010 proponemos a nuestros estudiantes que participen en el certamen nacional anual “Los jóvenes interpretan música“, que abra su visión más allá de la competición y ponga en juego su capacidad para los buenos propósitos. Así, el año pasado tocamos para un centro de salud de niños prematuros de nuestra vecindad. Este concierto tuvo tal respuesta positiva por parte de todos que lo hemos incluido en nuestro programa de conciertos. Cuando conocí la Escuela de Musica “Magnificat” y el proyecto “Pro Terra Sancta”, decidí aplicar el concierto a nuestra Escuela.

¿En qué reside según su opinión la fortaleza o singularidad del “Magnificat“?

En una época en la que sólo llegan malas noticias acerca del hecho de que distintas religiones o culturas no pueden vivir en paz y de forma constructiva unos con otros, el “Magnificat“ se erige como un lugar de paz, de educación, que facilita especialmente a los niños y jóvenes que viven en un entorno hostil una experiencia humana integral de encuentro y la esperanza de mantenerla posteriormente.

¿Cómo transcurrió el concierto y cómo fue recibida la idea?

El concierto transcurrió en una atmósfera de mucha concentración. Lo más fascinante fue la intensidad y presencia, con los niños interpretando música. Puesto que a lo largo del concierto podían verse las imágenes de  la Escuela de Música “Magnificat“ al fondo, dicha referencia estuvo continuamente presente. El trabajo y la comunidad franciscana estuvieron representados también en el concierto con la asistencia del Padre Raynald Wagner. El objetivo benéfico fue especialmente bien recibido, ya que estudiantes hicieron música para otros estudiantes y esto siempre quedó patente en el concierto.