Los mosaiquistas de Jerusalén se van a Italia: un concurso internacional y un viaje por el arte italiano

email whatsapp telegram facebook twitter

Venecia, Spilimbergo, Rávena, Nazzano, Roma: un viaje por Italia, para participar en un concurso internacional de mosaicos, y para conocer y admirar los restos del arte del mosaico en Italia.

Salam, Israa, Anas, Mountasir y Raed: son los chicos de Jerusalén que han sido formados en la restauración de mosaicos, gracias a un proyecto coordinado por la Asociación Pro Terra Sancta y Mosaic Center de Jericó, y con el apoyo del programa PMSP del Consulado General de Italia en Jerusalén. A estos chicos se debe la restauración de los mosaicos del interior y de la fachada de la Basílica de Getsemaní en Jerusalén, a los pies del Monte de los Olivos, uno de los lugares más visitados de Tierra Santa, con una media de 5.000 visitantes al día.

Les acompañan en este viaje Raed Khalil y Rasmi Al Shaer, sus formadores, Carla Benelli, colaboradora de la Asociación pro Terra Sancta, y Osama Hamdan, director del Mosaic Center de Jericó.

En Nazzano (Roma), los chicos participan en la V edición del concurso PICTOR IMAGINARIUS “L’Arte de Mosaico”, que se celebrará los días 24 y 25 de mayo. La misma ciudad de Nazano expresó su reconocimiento por el proyecto de formación y restauración de Getsemaní, y por “la reintroducción del mosaico en los territorios en los que este arte ha sido extraordinariamente fructífero durante siglos, reflejo de la afinidad creativa de los pueblos del Mediterráneo”.

Durante el viaje, los chicos pasarán por Venecia, donde verán los mosaicos de la Basílica de San Marcos, los de la isla de Murano y los de la isla de Torcello. Después, pasarán por Spilimbergo, donde harán una parada en el Museo del Mosaico moderno y una escuela de mosaico, y llegarán a Rávena, donde podrán admirar los numerosos mosaicos conservados en varias basílicas y baptisterios. Tras el concurso de Nazzano, los chicos llegarán finalmente a Roma, donde visitarán varios mosaicos incluidos los de Ostia Antica.

Hablando sobre la experiencia de estos jóvenes mosaiquistas, Carla Benelli, responsable de los proyectos culturales de la Asociación pro Tierra Santa, dijo: “Los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa han optado por invertir en la formación de jóvenes palestinos locales, seis chicos de todas partes del Mosaic Centre de Jericó; entre éstos, cinco son musulmanes. Encomendar la restauración de la basílica, junto al huerto de los olivos a chicos musulmanes (después de haber contribuido a la restauración de otras dos sinagogas) fue todo un reto y se sienten agradecidos y orgullosos de haber participado en este trabajo de conservación”.