Los trabajadores del proyecto “Jerusalén, piedras de la memoria” en servicio en Nazaret

Varios de los trabajadores del equipo de mantenimiento de la Oficina Técnica de la Custodia, que participan en el proyecto “Jerusalén, piedras de la memoria“, se encuentran actualmente en Nazaret para realizar una serie de labores de mantenimiento en el Convento Franciscano.

A petición del Padre Ricardo, guardián del monasterio, tres grupos diferentes de trabajadores han establecido turnos para trabajar en las casas de María y José, poniéndose a disposición de Fouad, el administrador local del mantenimiento.

La primera intervención, en marzo, concluyó con la puesta en marcha de la infraestructura de una red de datos destinada a la transmisión de imágenes para el proyecto Maria Vision; en mayo, otros trabajadores se ocuparon de la remodelación de la cripta de la Iglesia de San José; en estos momentos, seis trabajadores están terminando la renovación de las escaleras de acceso a la parte elevada de la iglesia de San José. Este último proyecto, desarrollado por un voluntario español y fuertemente deseado por el padre guardián, también conlleva la instalación de una rampa para permitir el acceso y la asistencia a misa de las personas en silla de ruedas.

Empleando los trabajadores de la Oficina Técnica de la Custodia para llevar a cabo estas intervenciones se ha conseguido un ahorro considerable en términos económicos, del orden del 50 por ciento.