Pequeñas gotas de esperanza en Belén. Esto es lo que hicimos en 2019

En la plaza del pesebre muchos obreros de la alcaldía de Belén están desmontando las últimas luminarias navideñas. También la Navidad ortodoxa y armenia, que se celebran 13 y 21 días tras la Navidad católica ya pasaron y es hora de dejar atrás las fechas festivas.

Pero incluso cuando todo el mundo “apaga la luz” y deja de mirar hacia la ciudad donde nació Jesús, Belén sigue siendo una ciudad necesitada. Para ATS pro Terra Sancta es tiempo de balances y evaluaciones de las actividades desarrolladas el año pasado y del comienzo de nuevos proyectos.

Las acciones de ATS pro Terra Sancta se realizan en distintos aspectos. Las grandes dificultades que viven la población y sociedad de Belén, al igual que los territorios palestinos, son la emergencia hídrica, de salud y pobreza económica debida a la situación política.

Sólo en 2019 fueron 36 las casas donde se instalaron cisternas para almacenar el agua en caso de que falte. En Belén el problema del agua es muy grave. Dentro del mismo mese el agua corriente puede faltar en los hogares de 10 a 15 días. Hay sistemas hidraulicos antiguos y  el control de las principales fuentes hídricas causa muchísimos problemas.

Gracias al proyecto Agua Limpia 113 personas beneficiarias recibieron el agua corriente y lograron tener mejores condiciones higienicas debidas también al proyecto de reestructuración de los hogares que permitió darle nuevas viviendas a 34 familias que estaban obligadas a vivir en edificios muy viejos y arruinados, y que no tenían los recursos económicos necesarios para hacer obras. Esta reestructuración de los departamentos forma parte de un proyecto más amplio de ATS pro Terra Sancta, cuya finalidad es recuperar viejos edificios para ofrecerle un hogar a las personas necesitadas, poner en marcha actividades empresariales locales o crear espacios para apoyarle a la población local y fomentar la educación gracias al nuevo Centro Cultural Dar al Majus Community Home, que se está realizando en estos tiempos.

La asistencia médica y sanitaria es el segundo problema en que se concentraron los principales esfuerzos de la Asociación y se obtuvieron los mejores resultados porque en Belén el gobierno no existe un verdadero servicio de asistencia sanitaria gubernamental. 1120 personas son las beneficiarias de los servicios de apoyo sanitario del proyecto de ATS pro Terra Sancta, y 859 de ellas son niños. Las personas que ayudamos recibieron medicamentos y pudieron enfrentar operaciones importantes y muy caras.

Sin el apoyo de varios amigos y sostenedores junto con los varios socios de Asociación pro Terra Sancta, nada de todo ésto hubiera sido posible. Pero siguen habiendo muchos desafíos que nos estamos preparando para enfrentar de la mejor forma y así apoyarles a las personas que viven allá donde nació la Esperanza.

email whatsapp telegram facebook twitter