Terminación del Servicio Civil: palabras de Alessandro

email whatsapp telegram facebook twitter

Durante el último año, gracias a un acuerdo realizado con la Universidad de Bari, cuatro jóvenes italianos realizaron su Servicio Civil colaborando de diferente forma con los proyectos de ATS pro Terra Sancta. Uno de ellos, Alessandro, estuvo empleado en la Biblioteca del Convento de San Salvador, en el ámbito del proyecto “Libros, puentes de Paz”, y nos comparte su experiencia.

“Al concluir este año en Israel no puedo hacer otra cosa que recordar mis últimos días en Bari antes de partir, cuando aún nada de todo esto había iniciado y nos preparábamos para esta experiencia tomando el curso de formación para el servicio civil. Curso que en sí considero parte de  este año, de hecho, los cuatro jóvenes destinados a Jerusalén aprendimos a conocernos y a conocer también a los jóvenes que, iniciando como nosotros el servicio civil, partirían a cumplir con el suyo en Perú.  Partiendo los cuatro de Italia para Jerusalén, llevábamos con nosotros a los ocho muchachos que se irían a Lima: si bien escuchándonos esporádicamente, debido a problemas logísticos (como por ejemplo la diferencia de horario), sabíamos que teníamos compañeros del otro lado del mundo que muchas veces han estado al centro de nuestras conversaciones durante todo este año fuera de Italia.

De este punto del que partimos, este pequeño “grupito” de doce se fue ampliando: se agregaron otras personas a lo largo del camino, personas que, en el trascurso de estos meses de voluntariado, son muchas, y dejan huellas importantes en nuestro recorrido. Seguramente permanecen los tres compañeros de aventura: Giuseppe, Davide y Nando, que no obstante los pleitos, las incomprensiones y las diferencias encontradas a lo largo del camino, son siempre con quienes puedo decir que he compartido, profundamente esta experiencia de servicio civil en la Ciudad Santa; jóvenes cuya amistad, queriendo o no, seré feliz de cultivar y mejorar en los años venideros.”