Mayo 2019
guerra idlib

Testimonio de Idlib, Siria: “Llevan varios días bombardeando, pero nos quedamos”

“Hace muchos días nos están bombardeando a pocos kilómetros de aquí. Nosotros estamos bien, pero la situación va empeorando cada día más. El valle del río Orontes está casi seco, miles de personas se huyen de los bombardeos, y la gran mayoría diariamente nos visita pidiendo comida y bebida. Además, estas personas duermen bajo los olivos y en los campos de la zona, al aire libre, ¡sin tener nada!” Así nos cuenta fraile Hanna Jallouf, uno de los dos últimos religiosos que se quedaron en Knaye, en la provincia de Idlib. Allá, el ejército gubernamental empezó a bombardear la última fortaleza de los yihadistas de Jabhat Al-Nusra, en el norte de Siria.

Fraile Hanna cree que ésta es la hora de la verdad, o sea la última batalla para liberar la zona oprimida por abusos y violencias durante ocho años. Es una liberación cuyo riesgo es que se convierta en una masacre que ya está causando otra emergencia. Según las Naciones Unidas hay por lo menos 150.000 personas escapándose. “Estamos entre la espada y la pared – sigue fraile Hanna – y sin embargo nos quedamos aquí. Nuestra misión es anunciar la esperanza del Señor a estas personas, y seguiremos llevándola a cabo hasta el final”.

Ahora, después de más de ocho años entre hostigamientos y violencias, fraile Hanna y la comunidad de Knaye están enfrentando otra emergencia: hay centenares de personas sin techo, agua y comida.

 

¡Ayudémoslos!

compartir facebook twitter google pinterest imprimir enviar