Desierto

Cuaresma: sus lugares y sus gestos

Veronica3 marzo 2022

«Ten cuidado de no practicar tu justicia delante de los hombres para ser admirado por ellos; de lo contrario, no tendrás recompensa con tu Padre que estás en los cielos». (Mt 6:6). Así se recita el Evangelio de hoy , miércoles de ceniza, día del comienzo de la Cuaresma. Esto se encuentra en el famoso «Sermón de la Montaña», que Jesús dio en Galilea. El Maestro predica así ante una multitud de personas y sus discípulos en un lugar que se eleva al norte del lago Tiberíades, cerca de Cafarnaúm.

Según la tradición, en esta montaña también ocurriò la multiplicación de los panes y los peces, que saciò a la multitud que escuchaba al Maestro. En la cima de esta colina podemos visitar hoy una iglesia octogonal, la Iglesia de las Bienaventuranzas, desde donde los peregrinos admiran la belleza del lago Tiberíades, el Jordán y el monte Hermón.

La imagen del desierto

Con el rito de las cenizas que hoy celebramos inicia así el camino de penitencia y conversión de la Cuaresma. Para los cristianos de todo el mundo, la Cuaresma es un tiempo de prácticas como el ayuno, la oración y un mayor enfoque en la caridad. Los Evangelios Sinópticos de Mateo, Marcos y Lucas nos informan sobre los días que Jesús pasó en el desierto y el alejamiento del diablo. «Entonces Jesús fue guiado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, tenía hambre» (Mt 4:11).

El desierto que da la bienvenida a Jesús durante todos esos días de ayuno es el desierto de Judea, o Judá , que se encuentra al este de Jerusalém y desciende al Mar Muerto. El desierto de Judá, según la tradición, es también el telón de fondo de la parábola del Buen Samaritano. «Un hombre bajó de Jerusalén a Jericó, cuando se topó con bandidos» (Lucas 10:30). El mismo Juan Bautista, «la voz de quien clama en el desierto», predicó en este vasto lugar desolado el advenimiento de Cristo en el mundo.

Cuaresma en Tierra Santa

Durante el período de Cuaresma, los católicos en Tierra Santa realizan ritos especiales, siguiendo los pasos de Jesús durante su estancia en Jerusalén. Este sábado por la tarde, por ejemplo, en el Santo Sepulcro, se celebrará una solemne procesión por la entrada del Patriarca. Y por la noche, el Padre Custodio dirigirá la víspera en la capilla de la Aparición, seguida de la Misa en el Calvario.

Otras etapas que reunirán a los fieles en este período serán: el altar de María Magdalena, el santuario del dominus flevit, la Iglesia de San José, la Basílica de la Agonía en Getsemaní, la Misa en la tumba de Lázaro y muchos otros lugares de Tierra Santa. Vivir la Cuaresma en la tierra donde Cristo vivió y enseñó significa, por lo tanto, estar acompañado en un intenso camino que culminará en la Pascua de la muerte y resurrección de Jesús.

El llamamiento del Papa Francisco al comienzo de la Cuaresma

Este Miércoles de Ceniza llega en un momento delicado para todo el mundo. Y Tierra Santa también se está uniendo en torno al Papa Francisco, quien lanzó un sincero llamamiento a todos, creyentes y no creyentes por igual, el miércoles pasado. «Tengo un gran dolor en mi corazón por el empeoramiento de la situación en Ucrania. Rezo para que todas las partes implicatas se abstengan de cualquier acción que cause aún más sufrimiento. Haciendo asì desestabilizan la coexistencia entre las naciones y desacreditan el derecho internacional».

Con estas palabras, el Santo Padre nos anima a responder a la violencia «con las armas de Dios», el ayuno y la oración, para que «la Reina de la Paz preserve al mundo de la locura de la guerra». Tierra Santa también rezará por esto.