El festejo para celebrar el bautizo de Jesús se llevó a cabo el domingo 8 de enero a las orillas del río Jordán. Ahora que el lugar ha sido reabierto, la Custodia de Tierra Santa ha sido capaz de celebrar, una vez más en este lugar, el festejo litúrgico.

De esta manera, es como nos fueron recontados los eventos del día por el Padre Artemio Vitores, vicario de la Custodia de Tierra Santa.

El 8 de enero fuimos al río Jordán. Para retomar la fecha de tiempos pasados la cambiamos para el domingo siguiente al día de Reyes. Comenzamos en Jericó, en nuestro monasterio, con un saludo a las autoridades palestinas. Luego, fuimos hacia el río Jordán: con una solemne procesión y una misa santa. En esta oportunidad no celebramos en nuestra capilla sino al lado del río Jordán, casi tocando el agua, ya que que los judíos construyeron una gran plataforma allí. Habían unas mil doscientas personas, provenientes principalmente de las parroquias de Jerusalén, Nazaret, Belén, Jaffa, etc. Todo fue muy hermoso, porque además también hizo un día espléndido (…)  Luego, fuimos hacia el Monte de la Cuarentena y luego regresamos a nuestro monasterio para almorzar. Maravilloso, todo el mundo estaba satisfecho”.

Los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa llevan a cabo la misión que se  le fue encargada a la Orden Franciscana hace ocho siglos: la de ser los custodios de los lugares sagrados. Con la celebración de esta misa en el lugar donde Jesús fue bautizado, mantienen vivo el vínculo entre los cristianos locales y los peregrinos de todas partes del mundo, en este lugar importante.

Después, los Franciscanos y todos los participantes en esta celebración dominical se reunieron en la Parroquiza del Buen Pastor para tomar una merienda.

El proyecto “Jericó: ayuda a los cristianos en dificultad”, apoyado por ATS pro Terra Sancta, ha sido puesto en marcha recientemente para proveer asistencia a la pequeña comunidad cristiana de Jericó. Asistencia a las familias más necesitadas, apoyo a los invididuos más frágiles de la población, principalmente niños y ancianos: estos son los objetivos más grandes promocionados por el proyecto, gracias a las contribuciones de muchos colaboradores y amigos de la Tierra Santa.

***

[nggallery id=123]