Los franciscanos de Tierra Santa y sus benefactores. Entrevista a p. Sergio Galdi, secretario de Tierra Santa y de la Asociación Pro Terra Sancta

email whatsapp telegram facebook twitter

Padre Sergio Galdi, secretario de Tierra Santa y de la Asociación pro Terra Sancta, de visita recientemente a nuestras oficinas, puso de manifiesto el compromiso de los frailes franciscanos con sus benefactores, aquellos que apoyan la labor de los franciscanos en las tierras que han visto el nacimiento del Cristianismo.

Padre Sergio, ¿de qué forma se acuerda la Custodia de sus benefactores?

Todo sacerdote de la Custodia de Tierra Santa, por estatuto, celebra cuatro misas al mes para los benefactores de Tierra Santa. También todos los viernes, al final del Via Crucis en el Santo Sepulcro durante las intercesiones, se recuerda a quienes apoyan financieramente el trabajo de los frailes franciscanos.

La Colecta del Viernes Santo tradicionalmente ayuda a los franciscanos de Tierra Santa. Pero ¿cómo son de importantes el resto de donaciones?

La Colecta del Viernes Santo, es decir, la colección de ofrendas en todas las parroquias del mundo durante el viernes, cuando se celebra la Pasión de Jesús, es muy importante. Y, sin embargo, llega a cubrir sólo poco más de la mitad de la necesidad anual de la Custodia. Por ello, las donaciones particulares que nos llegan directamente a lo largo del año son vitales porque nos permiten cubrir las muchas necesidades que, de otro modo, no podríamos cumplir.

¿Por qué es importante ayudar a los franciscanos de Tierra Santa?

Apoyamos siempre las estructuras más desfavorecidas y a las personas más pobres, además de crear puentes de diálogo y paz en Oriente Medio. En nuestra escuela de música, por ejemplo, cantan juntos cristianos, judíos y musulmanes: uno de los infrecuentes casos de interculturalidad en esta Tierra. Otro ejemplo llamativo es la reurbanización de Betania, cuyo objetivo es crear una convivencia serena entre comunidades en una zona difícil y, a menudo bajo tensión.

Desde hace varios años la Asociación pro Terra Sancta le ayuda en su misión. ¿Cuál es el apoyo concreto que le están dando?

La Asociación Pro Terra Sancta es fundamental para la Custodia y para todos los proyectos que no podemos seguir directamente. En la emergencia en Siria nos está dando una ayuda muy valiosa. A esto hay que añadir que, en general –visto el descenso de religiosos de los últimos años- el apoyo de los laicos se está demostrando cada vez más esencial para nosotros. Y esto también con respecto a la competencia de la recaudación de fondos, área en la que los religiosos tenemos, sin duda, necesidad de ayuda y que la Asociación pro Terra Sancta lleva adelante con gran profesionalidad.

¿Qué valor tiene Tierra Santa para el mundo de hoy?

El Katholikon, dentro del Santo Sepulcro de Jerusalén, es considerado por la teología medieval el centro del mundo. La misma Ciudad Santa es el corazón de las tres grandes religiones monoteístas. Podemos decir que la Tierra Santa aún tiene esta misión de universalidad, donde todo comienza y donde todo converge.