Una familia ligada con padre Michele Piccirillo (arqueólogo franciscano fallecido hace tres años) y con el proyecto que él puso en marcha hace ya varias años en Sabastiya, ha decidido hacer un gesto especial de solidaridad. Así nos escribe la señora Gabriella:

“Para recordar a nuestro tío Giuliano, hemos decidido contribuir para ayudar en el proyecto de Sabastiya, porque Padre Michele siempre unía en sus investigaciones el aspecto cultural, el artístico e histórico y el más importante, como es la formación del personal local, y se preocupaba de que la población se hiciera responsable del patrimonio y de la historia de su propio pueblo y se preocupara por su conservación. Además, durante la presentación que Carla Benelli hizo en la Universidad Católica de Milán en la inauguración de la exposición sobre este proyecto, me fascinó la idea de que las mujeres palestinas participaran en este proyecto con la preparación de mermeladas y otras manualidades, que pudieran darles cierta independencia además de buenas perspectivas y gratificaciones.

Por último, Padre Michele, nuestro queridísimo amigo de familia, que era como un hermano, con frecuencia nos recordaba que en la vida “primero va el hombre y después la ley”… y nuestro tío, en muchos momentos de necesidad que ha habido en nuestra familia, nos dio  ejemplo con su generosidad y fue de gran ayuda poniendo siempre por delante a la persona, como punto central de cada uno de sus gestos.”

ATS pro Terra Sancta quiere agradecer a los miembros de esta familia por el gesto de generosidad que han querido hacer en recuerdo de una persona querida para ellos, uniendo este recuerdo a un proyecto de ayuda a un importante proyecto como el de Sabastiya.